Culebrilla o herpes zóster
19 min.

Introducción

La culebrilla o Herpes Zoster (HZ) es un sarpullido doloroso que se desarrolla en el cuerpo. 

Según el CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EEUU), en este país un millón de personas al año son propensas a desarrollar herpes zóster.

Una de cada tres personas se ve afectada por esta condición, es definitivamente un número preocupante. 

Se podría pensar que la culebrilla está asociada a una condición dermatológica. Aunque se expresa como un sarpullido rojo doloroso en varias partes del cuerpo, recordemos que en el artículo CBD para el dolor de espalda discutimos en detalle los diferentes tipos de dolor. Se entiende que el herpes es un ejemplo típico de dolor neuropático que causa ardor, dolor punzante, dolor nervioso acompañado de hormigueo o picor.

Dicho esto, la complejidad del dolor neuropático en el diagnóstico y el tratamiento es innegable. Por lo tanto, para simplificar el tema, este artículo pretende abordar esta investigación teniendo en cuenta las preguntas más comunes que uno podría tener en mente sobre el herpes. 

Examinaremos en qué medida el aceite de CBD desempeña un papel en este tipo de condiciones y su capacidad para aliviar el dolor causado por el herpes zóster. 

Algunos estudios han demostrado que las opciones de tratamiento predominantes para el dolor neuropático benefician sólo a ciertas personas, ya que a menudo se presentan efectos secundarios que eclipsan los beneficios de la medicación. Por este motivo es indispensable investigar otras opciones que podrían proporcionar una mejor cura sin efectos secundarios posteriores al tratamiento.  

Actualmente el aceite de CBD se ha venido promocionando con fuerza entre los grupos de pacientes que han experimentado personalmente un alivio y una mejora del dolor crónico.  

Los pacientes afectados y las poblaciones susceptibles podrían beneficiarse de este documento como guía de referencia para adoptar medidas de precaución y posibles enfoques para la curación. Exploremos más a fondo.

¿Qué es la culebrilla o el Herpes Zoster (HZ)?

La culebrilla es básicamente una infección viral que lleva a un doloroso sarpullido en la piel. 

El NIH (Instituto Estadounidense de Trastornos Neurológicos) define la culebrilla, también llamada herpes zoster, como un brote de sarpullido o ampollas en la piel causado por el virus de la varicela-zóster.

¿Tengo que alarmarme con la palabra «Herpes»?

La palabra «herpes» puede sonar escalofriante, pero el herpes zoster es diferente del virus del herpes simple. Este último es el que causa el herpes genital o enfermedades de transmisión sexual (ETS).

El herpes zóster y el herpes simple tienen un aspecto similar en cuanto a las lesiones, pero el virus zóster se presenta en la piel en diferentes partes del cuerpo. La causa que lo origina es el virus de la varicela.

Por otro lado, el virus del herpes simple causa herpes labial y múltiples ampollas en la boca o en los genitales.

Así que no tienes por qué alarmarte con el término «herpes». 

¿El herpes es lo mismo que la varicela?

No, no son lo mismo. La varicela es la infección inicial y el herpes es una condición posterior a la varicela que suele reactivarse años después. Las personas que ya han sido afectadas por la varicela son más susceptibles a la culebrilla. 

En ambas condiciones la varicela-zóster es el virus que causa la enfermedad.

Por ejemplo, una vez que una persona se infecta con el virus de varicela-zóster, ésta sufre de varicela con ampollas severas que se presentan en todo el cuerpo y que pueden durar un par de semanas. Una vez que el paciente no padece la enfermedad el virus permanece latente en el cuerpo para siempre. En un brote de herpes, el mismo virus se activa de nuevo después de varios años y se expresa como un sarpullido de herpes en una parte del cuerpo. 

Según la AAD (Asociación de la Academia Estadounidense de Dermatología), el virus pasa de la piel a los nervios una vez que la varicela desaparece, y cuando éste regresa a la piel, se produce un brote de herpes zóster.

Los síntomas de la varicela y el herpes son diferentes, a pesar de que ambos son infecciones de la piel. Vamos a profundizar un poco más.

¿Cómo sé si tengo herpes o si sólo tengo un sarpullido alérgico?

A veces el herpes puede ser confundido con otras alergias de la piel o condiciones como el eccema o la psoriasis. Por esto es necesario observar ciertos síntomas para entender de qué se trata y buscar la intervención médica necesaria. 

Los síntomas del herpes zóster son:

  • Ampollas en forma de raya en el lado izquierdo o derecho del torso.

  • En un lado del cuerpo comienzan a desarrollarse sensaciones de dolor, picazón y hormigueo.

  • Ampollas llenas de líquido, aparecen en agrupaciones, son rojas y se desarrollan posteriormente en un patrón de rayas.
  • También puede aparecer en la cara, la frente o incluso alrededor de los ojos. En este caso es muy importante consultar a un oftalmólogo, ya que un sarpullido grave alrededor del ojo podría afectar a la visión.
  • Las personas con un sistema inmunológico débil podrían desarrollar un sarpullido más difundido.
  • Algunos de los otros síntomas asociados son fiebre, dolor de cabeza, fatiga, sensibilidad al tacto, sensibilidad al dolor y malestar estomacal.

¿Es contagioso? 

Normalmente las personas que sufren de culebrilla no pueden contagiar a otras personas. Como regla general, siempre que una persona padece una infección viral suele permanecer aislada y seguir unas normas de higiene para no contagiar a los demás.

Sin embargo, según el CDC, las personas con culebrilla no pueden propagar el virus antes de la erupción o después de que ésta haya desaparecido. Por el contrario, las personas con varicela podrían transmitir fácilmente el virus de la varicela-zóster a otra persona.

Asimismo, es importante evitar el contacto con el líquido de las ampollas que podría transmitir el virus de la varicela-zóster a personas que nunca han tenido varicela. 

Otros efectos secundarios asociados con el herpes

  • Como ya se ha mencionado, existe la posibilidad de perder la visión si el herpes afecta los ojos. Si aparecen erupciones en o alrededor de los ojos es posible que los efectos secundarios sean perjudiciales.

  • Los síntomas de la mayoría de los pacientes se reducen en dos o cuatro semanas, pero en algunos casos, el dolor del herpes persiste o tiende a agravarse, lo que conduce a una condición de dolor crónico que se llama Neuralgia postherpética (NPH), una complicación común del herpes.

Además, estudios clínicos informan que la neuralgia postherpética es común en las personas de edad avanzada que se ven afectadas por trastornos del sueño, fatiga crónica, ansiedad y depresión grave.

¿Cómo tratar el herpes?

  • Para acortar la duración del período de gravedad, los dermatólogos recetan medicamentos antivirales como el aciclovir, el valaciclovir y el famciclovir. Si notas síntomas de herpes en tu cuerpo, es muy recomendable que busques asesoría médica de inmediato.

  • Analgésicos tradicionales que se venden sin receta, medicamentos de venta con receta
  • El tratamiento personal incluye: limpiar las ampollas con una compresa fría, aplicar loción de calamina, baño de avena, cubrir el área afectada con vendas estériles, usar ropa suelta. Estos métodos de autocuidado pueden ayudar a proporcionar un alivio temporal a la sensibilidad al dolor o a la gravedad de la erupción roja.
  • En un estudio realizado en 20181 se analizó la seguridad y la eficacia de los medicamentos basados en el cannabis para el dolor neuropático crónico en los adultos. La neuralgia postherpética y el herpes son condiciones típicas del dolor neuropático. Una de las conclusiones del estudio es que los medicamentos a base de cannabis pueden aumentar el número de personas que logran un 50% o más de alivio del dolor en comparación con el placebo.

Además de los tratamientos tradicionales, ¿hay alguna otra posibilidad de tratar el herpes? Discutamos más a fondo.

El papel del CBD en el tratamiento del dolor de la culebrilla

Después de que la FDA de los Estados Unidos aprobara el cannabidiol (CBD) como Epidiolex para tratar la epilepsia en niños y adultos, el reconocimiento social de los productos derivados del cannabis y el aceite de CBD para su tratamiento ha ido en constante aumento. 

En la misma línea, se está investigando el potencial antiinflamatorio e inmunosupresor de los productos derivados del CBD. De manera análoga, se está prestando atención a la capacidad del CBD de aplicarse en el tratamiento de situaciones relacionadas con infecciones virales, aunque los estudios concluyentes disponibles son limitados.

El sistema endocannabinoide es una parte esencial del cuerpo humano. Consiste en numerosos receptores celulares que no sólo inician procesos fisiológicos sino que también controlan las funciones corporales esenciales, tales como el estado de ánimo, el estrés, el sistema inmunológico, la regulación del dolor y el sistema neurológico.

Investigaciones del Instituto Nacional sobre el Uso Indebido de Drogas y la Universidad de Stony Brook confirmaron la participación del sistema endocannabinoide en los procesos fisiológicos que son esenciales para el tratamiento del dolor.

En el más reciente estudio2 se informa de que el uso del CBD para afecciones asociadas a infecciones virales muestra eficacia en los estudios preclínicos, pero carece de pruebas clínicas.

En cambio, resultados de otra investigación del año 20203 informan que los datos disponibles apoyan la demostración de que el CBD puede ayudar en la supresión, activación y control inmunológico de varios tipos de células inmunes.

Un estudio realizado en 20104 señala que las terapias convencionales no logran reducir el ardor del nervio en las condiciones de neuralgia postherpética. Por consiguiente, el informe clínico concluyó que la terapia tópica es más efectiva y se tolera mejor como una opción de terapia complementaria en condiciones de dolor crónico. Esto es porque las fibras nerviosas que transmiten el dolor se expresan a través de receptores cannabinoides en el sistema endocannabinoide que a su vez ejercen un papel modulador en los síntomas nociceptivos.

En resumen, la función del CBD en el alivio y la gestión del dolor mediante los receptores endocannabinoides se ha examinado ampliamente en varios artículos en Hemppedia. Además, los receptores cb2 se encuentran principalmente en las células inflamatorias e inmunológicas, por lo que su reacción a la respuesta inflamatoria está bien definida.

¿Cómo usar el aceite de CBD para el dolor causado por la culebrilla?

Las pruebas anecdóticas de los estudios han demostrado que la aplicación oral o tópica de aceite de CBD para la culebrilla puede ayudar en los casos de dolor. Además, el uso este aceite en el tratamiento del dolor es generalmente bien tolerado en modelos humanos y animales. Como regla de oro, al consumir CBD hay que tener en cuenta la dosis, esto es clave. Asimismo es obligatorio buscar asesoramiento médico inmediato en función de la gravedad de los síntomas, especialmente si tiene síntomas que indican presencia de herpes.

A partir de un estudio realizado en 20175 podemos entender que el CBD se utiliza a menudo como terapia complementaria. Esto se debe a que tiene un mejor perfil de efectos secundarios en comparación con otros medicamentos. Es por eso que el acatamiento de los pacientes y la adaptación a los tratamientos es fácil.

Por lo tanto, la aplicación tópica del aceite de CBD podría proporcionar un alivio localizado y su administración por vía oral podría proporcionar un alivio terapéutico general, incluida la erradicación del dolor y la mejora del sueño.

Lectura recomendada: CBD para el dolor crónico

¿Quién está en riesgo de desarrollar herpes zóster?

  • Desde 2008, los adultos mayores han mostrado tendencias crecientes en el desarrollo de la culebrilla. Es decir, las personas de 50 años o más son más propensas. Aunque los niños menores de 10 años y los adultos de mediana edad también son susceptibles.

  • La tasa de incidencia aumenta con la edad, es decir, para los adultos de más de 60 años. 
  • Las personas con inmunidad disminuida son vulnerables.

¿Existe una relación entre el herpes zoster y las enfermedades reumáticas? ¿El CBD tiene una función en estos casos?

La enfermedad reumática es una condición que suele afectar las articulaciones, los tendones, los ligamentos, los huesos y los músculos. La artritis es un trastorno que afecta directamente las articulaciones.

La importancia que tienen las enfermedades reumáticas y el virus del herpes es que esto implica en las personas el padecer de dolor crónico. 

Un estudio realizado en 20146 señala que la frecuencia de HZ en la población general ha aumentado en los últimos años cuando se padece de artritis reumática. A su vez, indica que la severidad de la artritis reumática está asociada con el desarrollo de HZ.

Un estudio de 20207 afirma que los cannabinoides tienen una cualidad moduladora de la inflamación que podría tener un efecto terapéutico en afecciones como el dolor crónico y las enfermedades reumáticas.

Podemos resumir que, a partir de los estudios clínicos disponibles y de las pruebas de la investigación en Internet, los cannabinoides tienen un papel en el dolor y en el manejo del mismo. Sin embargo, la referencia específica a la aplicabilidad de diferentes productos de CBD o aceite de CBD para el herpes necesita más atención y estudio.

Cómo prevenir el herpes zóster

Las vacunas ayudan a prevenir el herpes zóster o al menos a reducir su gravedad. Los CDC recomiendan la vacuna recombinante contra el zóster, Shingrix® y Zostavax en dos dosis, administradas con un intervalo de 2 a 6 meses.

Según estudios, no hay cura para el virus del herpes zóster y las vacunas que se recomiendan son sólo una terapia preventiva y no un tratamiento para el herpes zóster o la neuralgia postherpética.

Cabe mencionar una referencia de un estudio de 20208 que destaca la necesidad de una revisión justificada de las recomendaciones actuales sobre vacunas ya que la incidencia del HZ sigue aumentando.

En conclusión, los entusiastas de la cannabis esperan ansiosamente las pruebas de los estudios clínicos. Para poder acceder a informes de apoyo que demuestren la aplicabilidad y eficacia del CBD y de los productos derivados del CBD, para tratar diversas enfermedades y afecciones. Algunos ejemplos son el aceite de CBD, las cremas de CBD, las tinturas de CBD, las cápsulas de CBD, los comestibles de CBD, etc.

¿Qué dicen las investigaciones sobre el futuro de esta enfermedad?

En un estudio realizado en 20109 se recomienda una pronta intervención para hacer frente al creciente número de personas de edad afectadas por el HZ y a la creciente carga económica que supone esta enfermedad.

Referencias

  1. Mücke M, Phillips T, Radbruch L, Petzke F, Häuser W. Cannabis-based medicines for chronic neuropathic pain in adults. Cochrane Database Syst Rev. 2018;3(3):CD012182. Published 2018 Mar 7. doi:10.1002/14651858.CD012182.pub2 []
  2. Alex Mabou Tagne, Barbara Pacchetti, Mikael Sodergren, Marco Cosentino, and Franca Marino.Cannabis and Cannabinoid Research.Jun 2020.121-131.http://doi.org/10.1089/can.2019.0060 []
  3. Nichols JM, Kaplan BLF. Immune Responses Regulated by Cannabidiol. Cannabis Cannabinoid Res. 2020;5(1):12-31. Published 2020 Feb 27. doi:10.1089/can.2018.0073 []
  4. Phan NQ, Siepmann D, Gralow I, Ständer S. Adjuvant topical therapy with a cannabinoid receptor agonist in facial postherpetic neuralgia. J Dtsch Dermatol Ges. 2010;8(2):88-91. doi:10.1111/j.1610-0387.2009.07213.x []
  5. Iffland K, Grotenhermen F. An Update on Safety and Side Effects of Cannabidiol: A Review of Clinical Data and Relevant Animal Studies. Cannabis Cannabinoid Res. 2017;2(1):139-154. Published 2017 Jun 1. doi:10.1089/can.2016.0034 []
  6. Veetil BM, Myasoedova E, Matteson EL, Gabriel SE, Green AB, Crowson CS. Incidence and time trends of herpes zoster in rheumatoid arthritis: a population-based cohort study. Arthritis Care Res (Hoboken). 2013;65(6):854-861. doi:10.1002/acr.21928 []
  7. Gonen T, Amital H. Cannabis and Cannabinoids in the Treatment of Rheumatic Diseases. Rambam Maimonides Med J. 2020;11(1):e0007. Published 2020 Jan 30. doi:10.5041/RMMJ.10389 []
  8. Thompson RR, Kong CL, Porco TC, Kim E, Ebert CD, Acharya NR. Herpes Zoster and Post-Herpetic Neuralgia: Changing Incidence Rates from 1994 to 2018 in the United States [published online ahead of print, 2020 Aug 23]. Clin Infect Dis. 2020;ciaa1185. doi:10.1093/cid/ciaa1185 []
  9. Gialloreti LE, Merito M, Pezzotti P, et al. Epidemiology and economic burden of herpes zoster and post-herpetic neuralgia in Italy: a retrospective, population-based study. BMC Infect Dis. 2010;10:230. Published 2010 Aug 3. doi:10.1186/1471-2334-10-230 []

Conecte con otros usuarios de CBD en Facebook
¿Quiere beneficiarse de la experiencia de otros usuarios del CBD?¿Tiene preguntas sobre el CBD? Hay un grupo activo de CBD en Facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *